Imagina un zumbido, gritando, de enloquecedor despertador rasgado entre su conciencia y el cálido abrazo de la tierra de los sueños. Es realmente molesto, ¿verdad?, pero bueno en vez ahora de agarrar el despertador y lanzarlo contra la pared, saca una pistola láser y acaba con él.

Leer más